Hablando de AMOR..

la foto (22)

Según OSHO “El corazón del hombre es un instrumento musical, contiene una música grandiosa. Dormida, pero está allí, esperando el momento apropiado para ser interpretada, expresada, cantada, danzada. Y es a través del amor que el momento llega”.

Hace unos meses que me detuve a pensar: ¿Cómo puede alguien tener tanto sintiendo que tiene tan poco? Miras a tu alrededor y notas las sonrisas de quienes en sus carencias se impulsan por alguna fuerza poderosa que otros aunque con armamentos grandes se sienten “desarmados”.

Vi pasar muchos días en espera de que “cosas” pasaran, de sentir que lo que esperas se forme como un remolino muy fuerte y llegue a ti cual avalancha que te arrastra y se apodera de ti.

Me quedé anclada en el esperar de cuando todo se revuelve, pero se reconstruye y se forma para hacer de tus esperanzas una declaración de “victoria”.

En esas corrieron años, y con ellos me consumí en las preguntas y me sofoque en mis respuestas. Me estanqué en la “espera” y dejé pasar muchos “hoy” que ahora pertenecen al ayer.

Dejamos que el paso de los días y las “épocas” junto con el tiempo se nos lleven los “detalles”, abolimos el “preámbulo”. Fuimos suprimiendo el encanto para convertirlo en pasión, y fuimos dejando de lado el amar por enamoramiento.

Perseguimos un fin, pero resulta que no tenemos un “propósito”; queremos sentirnos diferentes, pero todo sigue igual.  Añoramos ver puertas abrirse cuando nuestro corazón está “cerrado”, y queremos vivir en el mundo perfecto de nuestras imperfecciones.

Cuando entendí mi error, entonces un día entendí esa parte de la frase de OSHO:

“…Y es a través del amor que el momento llega”

Y fue como cuando la flor abre, el atardecer cae para que llegue el anochecer, o como cuando finalmente dejas tu cuerpo descansar al cerrar tus ojos para un largo sueño.

Empecé a dejar de pedir y lo cambié por “dar gracias”, no me quejé, sino que me dejé llevar…empecé a sentir el mismo aire que todos los días circulaba y que no me daba cuenta. Despertaron tantas emociones qua creí dormidas, pero lo más importante: llegó el tan esperado y nombrado “amor” y me permitió hacer llegar el momento.

Ese momento de dar gracias, de decir te amo, de recordar que tengo mucho para dar y disfrutar al hacerlo. El amor me hizo más fuerte, me dio alegría, me dio MOTIVOS.

Si no tienes un rumbo no importa que salgas, ¿Dónde irías?

Si no tienes razones, que importa cuánto hagas ¿Porque lo harías? ¿Para qué lo harías?

 

Los días no pueden pasar porque las manillas del reloj dan vuelta. No es suficiente con llegar es “mantenerse” es “saber llegar” es “disfrutar” es AMAR.

 

El amor lo es todo

Y TODO se logra con AMOR.

GRACIAS AMOR

 

la foto (19)

Por : Tanya Hoepelman
Website Pin Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Premium Responsive

Posted in La Vida en Versos by Tanya Hoepelman on febrero 12th, 2015 at 8:23 pm.

2 comments

2 Replies

  1. Cuando se ama de verdad , se lucha por ese amor tan anhelado ese amor que despierta nuevos sentimientos , nuevas formas de ver la vida con otra actitud , cruzando las barreras y obstáculos que la vida nos pondra , Ese amor que llega a tu vida y te la cambia por completo , ese amor con el qué creces el que alimenta tu alma el que te hace sonar y vivir el dia a dia el que te envuelve en un sueno hecho realidad, el amor todo lo puede todo lo vence cuando se hace con el corazon el amor saldrá victorioso

  2. Estoy de acuerdo contigo
    El que verdaderamente ama LUCHA, insiste, persiste.

    Es muy lindo saber y sentir todo eso, vivirlo y procurar que se siga viviendo…

    Sentir de nuevo lo que creiste habías dejado de sentir como aquellas cosas que jamás te habían brindado!


Leave a Reply