El Peligro de una Sola Historia

Add a comment

Add a comment

Cuestión de perspectiva… Nos podemos ver siempre resaltando lo que consideramos feo o lo peor, o podemos ver lo que destaca nuestra real belleza; podemos sacarle las cosas positivas a las negativas: podemos hacer el mejor retrato de nosotros y reflejar una conducta que se identifique con ello.

Si te fijas siempre el que encuentra lo mejor de sí, el que aunque no sea agraciado en cualidades físicas y hace su mejor representación es aquel que con su seguridad logra sacarle los mejores beneficios a las circunstancias. ¿Cómo logran aquellos que llegan por una u otra causa a situaciones de supervivencia y precarias encontrar las herramientas para sobrevivir o salir adelante? Mientras te detienes criticar lo que tienes quedas estancado, mientras que cuando finalmente te das cuenta que debes encontrar el modo de avanzar entonces dices: Oh! Con esto puedo hacer tal cosa y con aquellas tales otras, entonces HACES LO QUE PUEDES CON LO QUE TIENES. Y resulta que cuando te das cuenta, utilizando lo que consideraste menos fue cuando obtuviste MÁS.

No te ha pasado o escuchado: ¿Cómo puede ser que esa persona pudo lograr eso? Desde tu ángulo o perspectiva o de quien lo piensa ese logro era más factible para alguien con mejor apariencia! Con más atributos! Con según tu y yo “más recursos”. La respuesta es simple: LOS MERITOS SE LOGRAN MEDIANTE ESAS DESTREZAS QUE ESTAN OCULTAS Y QUE SÓLO SALEN CUANDO TE PASA LO PEOR Y NACE LO MEJOR DE TI.

Nunca más subestimes tu belleza , esa que no se ve, esa que verdaderamente resaltas, esa que irradia luz, esa que hace que salgas a flote, la que hace que te quieran , pero sobre todo QUE TU MISMO TE APRENDAS A AMAR.

Feliz día

Video :




 

Tomado de Psicología emocional

 

"El destino de tu libertad está en el límite de tus pensamientos"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por : Tanya Hoepelman

 

 

Add a comment

EL JUEGO DE LA DESILUSIÓN

La verdad es que el tema de las expectativas, es algo que despierta en mí un interés especial desde hace mucho; (si les interesa, pueden leer más aquí)

Y es que, en muchas ocasiones irremediablemente nos sentimos insatisfechos. Bien sea con determinadas personas o circunstancias, bien sea con aspectos concretos de nuestra vida, o a veces incluso, ni sabemos muy bien porqué cuando todo aparentemente está bien.

En el artículo que mencionaba anteriormente escribí sobre cómo afectan nuestras propias expectativas de respuesta sobre la ocurrencia de un hecho determinado. Tal y como cito en el mismo: “Una vez que anticipamos la ocurrencia de un resultado específico, nuestros pensamientos subsecuentes y comportamiento ayudarán de hecho a que dicho resultado se produzca”

Así es, influimos sobre nuestro entorno, influimos sobre nuestras propias circunstancias, es más, las definimos y las construimos día tras día.

Formamos parte de un sistema en el que las relaciones que mantenemos con los demás, afectan directamente sobre nuestro contexto. Influimos sobre nuestro entorno mediante secuencias repetidas de interacción. (Yo me/te influyo, tú te/me influyes, nosotros nos influimo)

Tal y como establece Watzlawick,et al, (1967); “cada parte de un sistema está relacionado de tal modo con las otras partes que el cambio de una parte, provoca un cambio en todas las partes y en el sistema total”

Y esto es muy importante. Es importante que asumamos la responsabilidad que ello conlleva, para llevar las riendas de nuestra vida, para aceptar y asumir nuestras decisiones. Pero, ¿es demasiada responsabilidad? Vayamos por partes.

Si lo entendemos a “raja tabla”, se entiende que somos los artícifes de absolutamente todo lo que nos sucede. Los únicos responsables. Cómo si sólo de nosotros dependiera por completo el curso de las cosas que nos ocurren. Si bien esto es cierto, lo es tanto para los eventos positivos que nos acontecen cómo para los negativos. Entonces sentimos una pesada losa sobre nuestra conciencia; Jolín, ¡cuánta responsabilidad! Responsabilidad que puede transformarse en culpa si las cosas no salen según lo deseado.

Es indudable que construimos nuestro propio camino. Ya lo decía Machado, “caminante no hay camino, se hace camino al andar” . Pero no olvidemos que por el camino también hay factores que se escapan a nuestro estricto control. Y lo que está en nuestra mano será la manera de percibirlos, de interpretarlos; de hacer que jueguen a favor y no en contra. He ahí la clave.

No se trata de externalizar “responsabilidades” (qué no culpas), ni de “echar balones fuera”, pero objetivamente, hay factores externos que no dependen ni de nuestras expectativas de respuesta, ni de nuestras motivaciones, ni de nuestro empeño por querer que las cosas sean de una determinada manera, etc. Y tener claro esto, es igualmente importante para no caer en el juego de las falsas expectativas, y responsabilizarnos (que no culpabilizarnos) de situaciones que se escapan a nuestro control.

Por lo tanto, ojo con las falsas expectativas que atribuimos a los demás (cuando nos sentimos decepcionados, por ejemplo) o a nosotros mismos en determinadas situaciones (cuando esperábamos algo que no sucedió).

El egocentrismo cognitivo o conceptual, nos lleva a pensar erróneamente que disponemos de más y mayor razón que la realidad misma. Cuidado con éste juego, te puede hacer pasar muy malos ratos.

Toma distancia. Contempla la situación desde fuera. Separa sus factores y discierne aquellos factores que están estrictamente de tu mano de los que no. Elimina el juicio de valor. Y contempla de nuevo.

Para bien y para mal, “Las cosas sólo son lo que pensamos de ellas”, en nuestras manos está que sea para bien y asumir esa responsabilidad, tomando distancia. Entonces, sí.

Escrito por:

Marta Bravo Rojo (@mbravorojo)

Psicóloga Educativa.

Blog: http://mbrave.wordpress.com/

2 comments

MENTESENLARED
mentesenlared@gmail.com

8 comments

GRACIAS MI BELLA MADRE POR ENVIARMELO

2 comments

Neuromarketing y emociones. Nucleo accumbens vs amígdala

1 comment

TODO ES CUESTION DE PERSPECTIVA

Hace muchos años, un grupo de hombres se encontraban trabajando en una cantera de Grecia. Cierto día paso un caminante por allí y les hizo la misma pregunta a 3 de ellos…

Qué estás haciendo?

El primero de ellos lo miró furioso y le contesto: “¿Qué clase de estúpida pregunta es esa? ¿No lo ves? Me paso la vida picando piedras…”
El segundo de ellos dijo: “Saco adelante mi familia, trabajo para ofrecerles futuro y bienestar en la vida…”
Por último, el tercero mirándole a los ojos contestó: “Yo estoy formando parte de la Historia… Esto que te parecen simples piedras, serán el Partenón..”

Seguramente, los sentimientos derivados de cada uno de los enfoques de sus vidas, serían muy distintos también…

De nosotros depende la lectura que hagamos de nuestras circunstancias, la trascendencia que le demos y en consecuencia…
Una gran parte de nuestro bienestar.

Fuentes : whisperinmyhear
http://armonia-monica.blogspot.com/2013/06/cuestion-de-perspectiva.html

Siempre juzgamos las cosas con alguna “medida” que no es absoluta, sino que depende de nuestro estado anímico y de los criterios con los que estemos calificando las cosas. Si cambian esos criterios va a cambiar nuestro estado anímico y por consiguiente las calificaciones. Lo que parecía malo puede parecer bueno y viceversa. Eso nos permite darnos cuenta también de que no respondemos a la realidad “como es” sino “como la interpretamos”, y eso nos da gran poder, porque quiere decir que la forma en que interpretemos la realidad va a determinar también la forma en que la calificamos. Si quieres cambiar la forma como te sientes, cambia los criterios con los que juzgas las cosas, cambia tu estado fisiológico.

MENTESENLARED
mentesenlared@gmail.com

TANYA HOEPELMAN

 

“TUS PENSAMIENTOS HACEN LA RED”

6 comments

Gracias Christian Morquecho por compartir esto con nosotros :

“I still have a soul” – Aún conservo mi alma.
Excelente título para este vídeo. Cuando todo se ve o se vive cuesta abajo, aún conservas tu espíritu. Todo aquello que existe en tu interior, la verdadera persona que eres y no solo algo que te define.
El tenía solo su objetivo en mente e hizo lo que pudo por lograrlo.
Objetivo + Determinación + Ejecucion

Add a comment

NO IMPORTA CUANTAS VECES CAEMOS IMPORTA QUE NOS LEVANTAMOS

Add a comment